Saltar al contenido

Cabezales y Ranuras de los Destornilladores

destornilladores cabezales

Como ya hemos dicho, lo más importante a tener en cuenta es la forma del cabezal del tornillo, porque habremos perdido el tiempo si adquirimos un destornillador con cabeza de cruz y nuestro tornillo es de cabezal plano.

Destornilladores de cabezal plano: No es, como su nombre podría indicar, para un tornillo sin ningún tipo de hendidura. Son para tornillos que tienen una única hendidura lineal, plana, en donde se inserta el cabezal del destornillador.

Destornilladores de cabeza de tres puntas: La cabeza de estos destornilladores nos recordará a las tres aspas de un molino. Estarás familiarizado con ellos y si no, es mejor que lo conviertas en uno de tus mejores amigos. Seguramente tu televisor tiene tornillos con tres ranuras, por ejemplo.

Destornilladores de cabezal en cruz: También bautizados como “estrella de cuatro puntas” o “Phillips”, son otros de los más usados en la vida doméstica. Tienen dos muescas, una horizontal y otra vertical.

Un primo de este tipo de destornillador es el Pozidrive, que probablemente será una mejor elección porque cuenta con cuatro muescas realmente finas para lograr una mayor sujeción al tornillo.

Destornillador de cabezal de seis estrellas: O bien, Torx, deberán encontrarse con el cabezal plano y cruz en nuestro maletín. La sujeción será aún más difícil que con un tornillo de cruz, por sus múltiples muescas, pero eso se soluciona fácilmente con un cabezal imantado o un destornillador de carraca.

Su primo es un destornillador que servirá para esos tornillos con cabeza de seis estrellas que tienen una puntita, o saliente, en el centro. Entonces busca un Torx de seguridad, pues el Torx básico no calzará. Tampoco será coser y cantar usar un Torx de seguridad en un Torx básico, debido al tema de sujeción y agarre.

Destornillador de cabezal hexagonal: Sus ranuras son en realidad hendiduras en la que cabe la elevación hexagonal, o prominencia, del tornillo. Los tornillos de cabeza hexagonal se usan menos, porque se encuentran en artículos donde no es seguro colocar un tornillo común. Hablamos de coches y bicicletas, no es necesario mantener estos destornilladores en casa sin ese tipo de artículos, y si no tenemos la maestría para echarles mano.

Destornilladores Spanner: Cuentan con dos picos para ser introducidos en tornillos cuyo cabezal tiene dos hendiduras. No necesitarás uno de éstos pronto en tu hogar, es un destornillador de uso profesional.

Destornilladores Pentalobe: Si no necesitabas un Spanner, tampoco necesitarás un Pentalobe. Los técnicos los usan únicamente para abrir artículos de marca Apple.

Pero no solo bastará con contar las puntas y reportar al dependiente de tienda su número para que nos ayude, en cualquier caso siempre ayuda conocerlos por su nombre y apellido. Porque cada destornillador tiene una marcación estándar, una nomenclatura que será conocida a todo lo ancho y largo del mundo para que encuentres ese destornillador aunque tú hables español y el dependiente mandarín.

Además, si buscas armar un maletín de herramientas más que adecuado o te has hecho con la idea de convertirte en un profesional, querrás conocer los diferentes tipos de destornilladores. Incluso querrás información para imantar el cabezal de tus destornilladores en casa, los materiales más fuertes y los muchos modelos de destornilladores que ofrece el mercado.