Saltar al contenido

¿Cómo imantar el cabezal de mi destornillador?

imantar el destornillador

Los tornillos son piezas bastante pequeñas, a veces creadas específicamente para el objeto en el que estás trabajando, y será común que sean de difícil acceso.

Al imantar la punta de un destornillador se aumenta la sujeción, y el tornillo quedará prendido del cabezal una vez hayas terminado de usarlo. Estará listo para aterrizar en la cajita que has destinado para ese tornillo.

Paso a paso:

  1. Busca un cable largo y una batería, a fin de conectar el cabezal del destornillador a la batería.
    Precaución: Si el cable es muy delgado y la batería muy potente, el cable podría derretirse y causar daños en el usuario y el mobiliario.
  2. Sin prender la batería haremos girar el cable alrededor del cabezal para que quede lo más apretado posible, pequeños círculos muy cerca unos de otros, esto sin retirar la piel aislante del cable. Podrás usar cinta adhesiva para asegurar el cable en su posición.
  3. Conectamos el cable a la batería, con un extremo en cada polo, y esperamos un tiempo. La cantidad dependerá del material del destornillador.

Recomendamos mucha precaución, no hay que perder detalle de lo que sucede. Pero para los menos intrépidos hay otros métodos, como colocar el cabezal de un destornillador en un imán. Mientras más grande el imán, más rápido se hará el trabajo, igual nunca está de más decir que con los imanes también se debe tener cuidado.

Si tu destornillador es eléctrico, apágalo antes de acercarlo a los imanes y nunca acerques el motor a los imanes. Tampoco introduzcas tus manos entre imanes de polos opuestos, porque éstos se atraen.

Si eliges trabajar con un solo imán, bastará que frotes el imán en una sola dirección para que la punta quede imantada. Tomará su tiempo, pero creemos que es la opción menos arriesgada.

Ante cualquier duda, repita hasta que los tornillos se adhieran al cabezal del destornillador.

Mejores ofertas de destornilladores imantados

Ver más ofertas en Amazon